¡Propiedades de la Ahuyama!

También llamado calabaza, zapallo, chayote... en fin, muchas variedades pero todas están clasificados como un vegetal.

En 100 g hay 5 g de carbohidratos, muchas veces se confunde como fuente de carbohidratos pero no lo es realmente; es baja en calorías y rica en fibra.

Se utiliza tanto su pulpa que ayuda a fortalecer el sistema digestivo y también a eliminar toxinas, como sus semillas que poseen ácidos grasos insaturados.

La ahuyama contiene calcio, sodio, magnesio, zinc, hierro, potasio, fósforo, vitaminas A, C y B, fibra soluble y betacaroteno. 

Consumida habitualmente puede resultar beneficioso en muchos otros trastornos de salud:

• Aparato urinario: cistitis, prevención de cálculos renales, retención de líquidos, insuficiencia renal.

 Sistema cardiovascular: hipertensión arterial, prevención de la angina de pecho, mantenimiento de nivel adecuado de colesterol y anemia.

• Sistema inmunitario: infecciones crónicas, gripe, prevención de enfermedades degenerativas.

 Aparato digestivo: gastritis, úlcera gastroduodenal, estreñimiento, parásitos intestinales.

• Sistema nervioso: ansiedad, estrés, depresión, insomnio.

• Enfermedades metabólicas: obesidad y exceso de ácido úrico. 

• Aparato respiratorio: faringitis, laringitis, bronquitis, asma.

• Salud ocular: fotofobia, ceguera nocturna, cataratas. 

• Salud masculina: hipertrofia benigna de próstata, prevención del cáncer de próstata, infertilidad (oligoespermia).

 Prevención del cáncer: sobre todo de colon, vejiga, próstata, pulmón y útero.